El continuo incremento de los costes energéticos, con el consiguiente incremento de los costes de producción, está llevando a las empresas a revisar su estrategia de inversión, considerando este sector como un sector estratégico.
La Ingeniería Energética tiene como principal objetivo la optimización de la producción, distribución y uso de energía. Por tanto, se ocupa del diseño de plantas y sistemas para la conversión y producción de energía, su uso civil e industrial.
Construimos plantas ad hoc para la producción de energía a partir de fuentes renovables (fotovoltaica, solar térmica, geotermia), con el objetivo de reducir los costes de aprovisionamiento. La realización sigue una fase de análisis y diseño, orientada a identificar la inversión óptima.
No menos importante es la atención actual a la reducción del desperdicio de energía, causa del aumento de las emisiones y el consiguiente impacto ambiental. Para confirmar esta tendencia, la legislación vigente exige el análisis y la certificación energética relativa de los edificios, en este sector operamos, con el objetivo de optimizar el uso de la energía en los edificios, en los sistemas de calefacción y aire acondicionado.